Valoración económica de la biodiversidad

Descargar documento aquí

Categoría:
☛ En esta época de sobrecarga mediática y amnesia instantánea, su influencia al compartir este contenido es mucho más poderosa que cualquier campaña

Descripción

Los indicadores económicos tradicionales no reflejan el valor de los ecosistemas ni los costes derivados de su pérdida. La crisis ecológica indica el fracaso de muchas políticas de conservación de la naturaleza, que no han logrado el objetivo de frenar la pérdida de biodiversidad para 2010.

El objetivo de la valoración económica de los ecosistemas es intentar frenar la pérdida de biodiversidad. Su finalidad es dar a conocer el significado económico de la naturaleza y los beneficios económicos a largo plazo de su conservación. De forma que se pensó en la valoración económica de la biodiversidad como un instrumento novedoso que contrarrestaría el mayor peso de otros sectores económicos. Haría que los problemas ambientales ocupasen puestos prioritarios en las agendas políticas y realmente fuesen tenidos en consideración.

Este documento analiza las ventajas e inconvenientes de la valoración económica de la biodiversidad y de sus principales instrumentos. Su reflexión plantea hasta que punto esta estrategia de valoración económica puede suponer un aliado en la meta de detener la destrucción de la biodiversidad. O si se trata de un nuevo mecanismo para la evasión de la responsabilidad de los países del norte en su compromiso por frenar el cambio climático.

Los instrumentos de Pago por Servicios Ambientales (PSA), lejos de promover la conservación de bosques ha promovido las plantaciones forestales y la compra indiscriminada de tierras en los países del sur. Es decir, la privatización de muchos recursos naturales. Esto ha provocado que las comunidades locales e indígenas se hayan visto marginadas por grandes corporaciones en las decisiones sobre su territorio. A su vez, las cosechas hayan pasado a responder a los impredecibles mercados globales, en lugar de satisfacer las necesidades alimenticias de la población local.

También te recomendamos…

Ir al contenido