Directo a tus hormonas. Guía de alimentos disruptores 2018

☛ En esta época de sobrecarga mediática y amnesia instantánea, su influencia al compartir este contenido es mucho más poderosa que cualquier campaña

Descripción

España es el mayor consumidor de pesticidas de Europa. En el año 2014 se comercializaron en nuestro país 78.926 toneladas de plaguicidas, un 24% más que en 2012. Un ejemplo de la tendencia al alza en el consumo que España ha mantenido en los últimos años.

Las miles de toneladas de plaguicidas que se fumigan cada año sobre cosechas y plantaciones exponen a las y los agricultores y a sus familias a sustancias tóxicas, contaminan el suelo, el agua, el aire y a la fauna silvestre. Pero además, residuos invisibles de pesticidas quedan en los alimentos, llegando directamente hasta los consumidores. Vídeo Pesticidas, tóxicos hormonales: Veneno invisible.

Esta guía describe los residuos de plaguicidas que se encuentran en los alimentos en España y muestra que el nivel de exposición de la población a estas sustancias a través de la alimentación es preocupante.

La prohibición del uso de plaguicidas capaces de alterar el sistema endocrino no se ha aplicado hasta la fecha porque no existían criterios legales para identificar legalmente qué sustancias son disruptoras endocrinos.

Por desgracia, la propuesta aprobada por la Comisión (Reglamento 2018/605, de 19 de abril de 2018) no cumple con su objetivo de proteger la salud de la población y el medio ambiente, ya que establece un nivel de prueba tan elevado para identificar una sustancia como disruptora endocrina, que muy pocas sustancias activas con propiedades de alteración endocrina serían prohibidas.
Contradice así el espíritu del Reglamento de plaguicidas, basado en el principio de precaución.

Los límites legales de residuos no protegen la salud

La guía también pretende explicar por qué los límites legales de residuos establecidos por el Reglamento 396/2005 sobre límites máximos de residuos de plaguicidas en alimentos y piensos, no protegen la salud de la población frente a los plaguicidas con capacidad de alterar el sistema hormonal. Y posiblemente, tampoco protejan a la población de los riesgos para la salud de los plaguicidas con otras características tóxicas.

Más información sobre tóxicos en alimentos y sus efectos en la salud

También te recomendamos…

Ir al contenido